Welcome Guest Login or Signup
LIVE CHAT | INSTANT MESSENGER | BOOKMARK
| LANGUAGE:
 

BLOGS   WRITE NEW BLOG   EDIT BLOGS  
 
RSS
CUANDO EZEQUIAS ENFERMOO Y SANOO DE SU ENFERMEDAD
Posted On 01/01/2012 21:51:49 by Jonathan-Bravo
CUANDO EZEQUIAS ENFERMÓ Y SANÓ DE SU ENFERMEDAD Por: Jonathan Bravo Isaías 38:9-20 “Escritura de Ezequías rey de Judá, de cuando enfermó y sanó de su enfermedad: Yo dije: A la mitad de mis días iré a las puertas del Seol; privado soy del resto de mis años. Dije: No veré a JAH, a JAH en la tierra de los vivientes; ya no veré más hombre con los moradores del mundo. Mi morada ha sido movida y traspasada de mí, como tienda de pastor. Como tejedor corté mi vida; me cortará con la enfermedad; me consumirás entre el día y la noche. Contaba yo hasta la mañana. Como un león molió todos mis huesos; de la mañana a la noche me acabarás. Como la grulla y como la golondrina me quejaba; gemía como la paloma; alzaba en alto mis ojos. Jehová, violencia padezco; fortaléceme. ¿Qué diré? El que me lo dijo, Él mismo lo ha hecho. Andaré humildemente todos mis años, a causa de aquella amargura de mi alma. Oh Señor, por todas estas cosas los hombres vivirán, y en todas ellas está la vida de mi espíritu; pues tú me restablecerás, y harás que viva. He aquí, amargura grande me sobrevino en la paz, mas a ti agradó librar mi vida del hoyo de corrupción; porque echaste tras tus espaldas todos mis pecados. Porque el Seol no te exaltará, ni te alabará la muerte; ni los que descienden al sepulcro esperarán tu verdad. El que vive, el que vive, éste te dará alabanza, como yo hoy; el padre hará notoria tu verdad a los hijos. Jehová me salvará; por tanto cantaremos nuestros cánticos en la casa de Jehová todos los días de nuestra vida.” Ezequías significa: “Jehová ha Fortalecido” El fue uno de los pocos reyes de Judá que “hizo lo recto delante de Dios” y porque dispuso su corazón a servir a Dios, El Señor realizó grandes cosas durante su reinado; resaltando la milagrosa intervención del Ángel de Jehová cuando Senaquerib rey de Asiria, la potencia mundial de su tiempo, invadió Judá con su formidable ejército. ¿Alguien aquí sabe la historia? ¿Qué hizo Ezequías cuando recibió las cartas con las condiciones de rendición que le envió Senaquerib? ¡Entró al Templo y se puso en oración extendiendo esas cartas delante de Dios! “Y tomó Ezequías las cartas de mano de los embajadores, y las leyó; y subió a la casa de Jehová, y las extendió delante de Jehová. Entonces Ezequías oró a Jehová, diciendo: Jehová de los ejércitos, Dios de Israel, que moras entre los querubines, sólo Tú eres Dios de todos los reinos de la tierra; Tú hiciste los cielos y la tierra. Inclina, oh Jehová, tu oído, y oye; abre, oh Jehová, tus ojos, y mira; y oye todas las palabras de Senaquerib, que ha enviado a blasfemar al Dios viviente. Ciertamente, oh Jehová, los reyes de Asiria destruyeron todas las tierras y sus comarcas, y entregaron los dioses de ellos al fuego; porque no eran dioses, sino obra de manos de hombre, madera y piedra; por eso los destruyeron. Ahora pues, Jehová Dios nuestro, líbranos de su mano, para que todos los reinos de la tierra conozcan que sólo tú eres Jehová. Entonces Isaías hijo de Amoz envió a decir a Ezequías: Así ha dicho Jehová Dios de Israel: Acerca de lo que me rogaste sobre Senaquerib rey de Asiria, estas son las palabras que Jehová habló contra él: La virgen hija de Sion te menosprecia, te escarnece; detrás de ti mueve su cabeza la hija de Jerusalén. ¿A quién vituperaste, y a quién blasfemaste? ¿Contra quién has alzado tu voz, y levantado tus ojos en alto? Contra el Santo de Israel.” Isaías 37:14-23 ¿Qué sucedió? Mire ahora allí mismo en 37:36-38 “Y salió El Ángel de Jehová y mató a ciento ochenta y cinco mil en el campamento de los asirios; y cuando se levantaron por la mañana, he aquí que todo era cuerpos de muertos. Entonces Senaquerib rey de Asiria se fue, e hizo su morada en Nínive. Y aconteció que mientras adoraba en el templo de Nisroc su dios, sus hijos Adramelec y Sarezer le mataron a espada, y huyeron a la tierra de Ararat; y reinó en su lugar Esarhadón su hijo.” ¿Qué le parece? ¿No le impresiona como Dios puede liberar a su pueblo? ¿Qué debemos hacer cuando somos desafiados y atacados? ¿Y cómo cree que se sentía Ezequías? ¡Bendecido y favorecido! Pero cuando continuamos leyendo nos damos cuenta de que le venía algo muy grave y muy personal a ese rey. ¡Oh a todos nos gusta tener victorias! ¡Todos quisiéramos tener y contar testimonios de esa magnitud! ¿Seguimos al capítulo 38:1-3? …Vamos a ver ahora a quien le gusta esto que sigue… ¿¡Ezequías se fue de vacaciones al Caribe, a Hawái o a las Galápagos!? ¡Aja! Mire: “En aquellos días Ezequías enfermó de muerte. Y vino a él el profeta Isaías hijo de Amoz, y le dijo: Jehová dice así: Ordena tu casa, porque morirás, y no vivirás. Entonces volvió Ezequías su rostro a la pared, e hizo oración a Jehová, y dijo: Oh Jehová, te ruego que te acuerdes ahora que he andado delante de ti en verdad y con íntegro corazón, y que he hecho lo que ha sido agradable delante de tus ojos. Y lloró Ezequías con gran lloro.” Hermano Julio: ¿Qué decía el viernes? ¿Qué es lo que desea un enfermo cuando está a punto de morir? ¿Ganarse la lotería? ¿Ir de compras al mall o a pasear? ¿Una nueva casa y un Mercedez Benz? ¿Comerse un postrezote? ¿Estudiar para obtener otro posgrado? ¿De qué le serviría todo eso? ¿Qué es lo que desea un enfermo moribundo? ¡La salud y vida! ¿Y por qué no pensamos en eso cuando parece que nos sentimos bien? ¡Por arrogantes y jactanciosos! “¡Vamos ahora! los que decís: Hoy y mañana iremos a tal ciudad, y estaremos allá un año, y traficaremos, y ganaremos; cuando no sabéis lo que será mañana. Porque ¿qué es vuestra vida? Ciertamente es neblina que se aparece por un poco de tiempo, y luego se desvanece. En lugar de lo cual deberíais decir: Si El Señor quiere, viviremos y haremos esto o aquello. Pero ahora os jactáis en vuestras soberbias. Toda jactancia semejante es mala; y al que sabe hacer lo bueno, y no lo hace, le es pecado.” Santiago 4:13-17 A Ezequías se le comunicó, no entiendo por qué Dios lo hizo a través del profeta Isaías, puesto que Él es soberano en cuanto a eso, pero le envió a decir: “Jehová dice así: Ordena tu casa, porque morirás, y no vivirás.” ¿Sí fue claro el mensaje o se presta a malos entendidos? ¡Uy, de aquí salen más cosas! ¿Cómo debía ordenar su casa el rey Ezequías antes de morir? ¿Por qué al Señor le importa que tengamos la casa ordenada? ¡Porque hoy es para otro Ezequías! ¡Puede ser para mí o para usted esa misma indicación! ¡Preparar la vida y dejar todo listo para que no peleen por la herencia y por el reino! Preferimos mejor ni pensar en eso, ¿verdad? “Y dijo: Oh Jehová, te ruego que te acuerdes ahora que he andado delante de ti en verdad y con íntegro corazón, y que he hecho lo que ha sido agradable delante de tus ojos. Y lloró Ezequías con gran lloro. Entonces vino palabra de Jehová a Isaías, diciendo: Ve y di a Ezequías: Jehová Dios de David tu padre dice así: He oído tu oración, y visto tus lágrimas; he aquí que yo añado a tus días quince años. Y te libraré a ti y a esta ciudad, de mano del rey de Asiria; y a esta ciudad ampararé. Y esto te será señal de parte de Jehová, que Jehová hará esto que ha dicho: He aquí yo haré volver la sombra por los grados que ha descendido con el sol, en el reloj de Acaz, diez grados atrás. Y volvió el sol diez grados atrás, por los cuales había ya descendido.” Isaías 38:3-8 ¿Ya le dieron ganas de empezar a llorar? ¿Fue el gran lloro de Ezequías lo que conmovió a Dios? ¡No! ¡Además, Dios no cambia! ¿Qué fue entonces? Miremos con cuidado, porque aquí está El Mensaje. ¿Qué argumentó este rey ante El Rey de reyes para pedir más tiempo de vida? ¡Miremos! “dijo: Oh Jehová, te ruego que te acuerdes ahora que he andado delante de ti en verdad y con íntegro corazón, y que he hecho lo que ha sido agradable delante de tus ojos.” Esto no es cualquier cosa: Por favor advierta muy bien estos tres puntos. Le dice a Dios “¡Acuérdate! que” • He andado delante de ti en verdad, • Y con íntegro corazón, • He hecho lo que ha sido agradable delante de tus ojos. ¿No le parece muy atrevida esa alegación de un hombre ante El Dador de La Vida? Y dirigiendo la pregunta de manera específica hacia usted y hacia mí, ¿A qué apelaremos para que Dios nos conceda muchos días para ver el bien? ¿Por qué Dios debería preservarnos y darnos La Vida Abundante? ¿Somos capaces de alegarle que no somos tramposos y mentirosos, integridad de corazón y decirle que hacemos su voluntad solo porque le amamos y deseamos complacerle? La Palabra dice: “Venid, hijos, oídme; el temor de Jehová os enseñaré. ¿Quién es el hombre que desea vida, que desea muchos días para ver el bien? Guarda tu lengua del mal, Y tus labios de hablar engaño. Apártate del mal, y haz el bien; Busca la paz, y síguela. Los ojos de Jehová están sobre los justos, Y atentos sus oídos al clamor de ellos. La ira de Jehová contra los que hacen mal, Para cortar de la tierra la memoria de ellos. Claman los justos, y Jehová oye, Y los libra de todas sus angustias. Cercano está Jehová a los quebrantados de corazón; Y salva a los contritos de espíritu. Muchas son las aflicciones del justo, Pero de todas ellas le librará Jehová. El guarda todos sus huesos; Ni uno de ellos será quebrantado. Matará al malo la maldad, Y los que aborrecen al justo serán condenados. Jehová redime el alma de sus siervos, Y no serán condenados cuantos en Él confían.” Salmo 34:11-22 Pero, la verdad, dónde está nuestra integridad? ¡Y tanto para esta vida como para heredar la Vida Eterna, no existe ninguna buena obra que pueda asegurarnos nada! “Por obras nadie será justificado…” “…No por obras para que nadie se gloríe” Ezequías no tenía la revelación que tenemos ahora, puesto que él vivió mucho antes de la venida de nuestro Salvador y Señor, pero él habla de “La Verdad” “Integridad de corazón” y “Hacer solo lo que agrada a Dios” ¿Conoce usted a alguien que se atreva a declarar de sí mismo todo eso? Se lo diré: ¡Nuestra Perfección Impecable y nuestra Integridad están en Jesucristo! “…El Cual me amó y se entregó a sí mismo por mi” (Gálatas 2:20) ¡Todo lo que somos y todo lo que hacemos y todo lo que esperamos proviene de Él, es por medio de Él, Y es para Él! ¡Aquí está la importancia de entregar nuestra vida a Cristo! El apóstol Pablo nos habla de Dios, de su voluntad y de su gracia, con la cual nos hizo aceptos en El Amado (Efesios 1:6) Dios añadió 15 años más de vida a Ezequías… Ya que estamos iniciando este 2012, ¿Cuánto tiempo nos dará más a nosotros, hermanos Ezequías? Mire esta cita tan contundente. Aquí está El Mensaje: “Y por todos murió, para que los que viven, ya no vivan para sí, sino para Aquel que murió y resucitó por ellos.” 2 Corintios 5:15 ¿Qué significa “vivir para sí mismo”? Y ¿Qué significa vivir para Aquel que murió y resucitó por nosotros? Piense por un momento en eso, porque debe decidir lo que hará con el resto de su existencia a partir de recibir este Mensaje. ¿Vivirá egoístamente en lo que le dé la gana, según sus caprichos y pecados? ¡Le aseguro que le irá mal, terminará alejado de Dios y se perderá para siempre! ¿O decidirá aceptar realmente a Jesús como El Señor y la autoridad en su vida? ¡En ese caso El Espíritu Santo le llenará y le guiará a vivir esa vida sobrenatural! En 2 Reyes 20 se encuentra exactamente la misma historia, allí se nos da un par de detalles, mire 2 Reyes 20:7 “Y dijo Isaías: Tomad masa de higos. Y tomándola, la pusieron sobre la llaga, y sanó.” En Isaías 38 leemos que Ezequías escribió cosas muy hermosas porque fue sanado. El habla de: Mejor lo leemos. Isaías 38:15-20 “Andaré humildemente todos mis años, a causa de aquella amargura de mi alma. Oh Señor, por todas estas cosas los hombres vivirán, y en todas ellas está la vida de mi espíritu; pues tú me restablecerás, y harás que viva. He aquí, amargura grande me sobrevino en la paz, mas a ti agradó librar mi vida del hoyo de corrupción; porque echaste tras tus espaldas todos mis pecados. Porque el Seol no te exaltará, ni te alabará la muerte; ni los que descienden al sepulcro esperarán tu verdad. El que vive, el que vive, éste te dará alabanza, como yo hoy; el padre hará notoria tu verdad a los hijos. Jehová me salvará; por tanto cantaremos nuestros cánticos en la casa de Jehová todos los días de nuestra vida.” Isaías 38:15-20 Cuando Ezequías supo que estaba sano reconoció a Dios, le agradeció y prometió alabarlo por el resto de su vida. Sin embargo, hubo una cosa muy mala que hizo en ese tiempo extra que Dios le concedió, ¡Engendró a Manasés! ¡Sorpréndase! Al morir Ezequías, este muchacho Manasés tenía 12 años (2 Reyes 21) y escuche bien, ¡Nunca hubo un rey tan malvado como Manasés! ¡Rebelde, desobediente, tramposo, mentiroso, idolatra, astrologo, brujo, endemoniado, asesino! ¡La historia judía extra bíblica dice que metió al profeta Isaías en un tronco hueco de árbol y mandó cortarlo con sierras, vivo! ¡En los capítulos siguientes de 2 Reyes 21, se nos habla de sus barbaridades! Fue a dar a Babilonia, le sacaron los ojos, fue avergonzado y fue la burla porque le permitieron ser reyezuelo para avergonzar a todo su pueblo…! ¡Nunca debió nacer Manasés! A estas alturas usted ya no sabe qué pensar de Ezequías, ¿Verdad? Pero qué le parece si lo dejamos en paz a él y le pregunto, ¿Quiere engendrar usted unos cuantos Manaseses en su tiempo extra? El Señor nos está hablando. Dios quiere que cada uno de nosotros trascendamos aun mas allá de nuestra existencia en este planeta, ¿Cómo lo haremos? ¡Todo depende a qué nos dediquemos a partir de hoy! Quiero llamar al frente a los que van a aceptar al Señor en su vida. Y les invito a todos a venir en oración pidiendo al Espíritu Santo que nos guie cada día de esta nueva oportunidad. CENTRO CRISTIANO HISPANO PO Box 3455 Santa Rosa, CA. 95402 cchsr@gmx.us

Tags: Ezequias, 2012, Manases,



Bookmark:




*** predico.org ***